Tus ojos, mis manos, y otros desiertos.

—«Hace más de trescientos poemas que no escribo la palabra horizonte. Por algo serás». 'Será', en "Pintura roja y papel de fumar".

XXXV


 

_

_

_

Quería ser justo, trazar
un itinerario ideal, para no cumplirlo.
Sacar el dinero del banco,
invertirlo en viajes, sombras, botellas
y cuadernos. Escribir un inventario
(intentar escribir la lista
de los intentos).

Quería ser tan ecuánime
como mi peor enemigo. Pelear,
medio en broma, con mi hijo
hasta caer exhausto. Cantar
con mi hija hasta la afonía. Hacer
sangrar mis dedos con las cuerdas
de la guitarra.

Quería ser tan imparcial como el sexo,
tan razonable como la selección natural,
prender fuego a mi biblioteca
y repartir las cenizas
entre todo el vecindario.

Quería todo eso
pero me convertí en un fanático del miedo,
en el visitante ocasional de las orillas
que teme el agua por encima de la cintura.

Todo eso les dije a aquellos tipos
de la entrevista de trabajo:

inexplicablemente, optaron
por otro candidato.

_

hmwybsnh16

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el enero 8, 2016 por en intentario.
Follow Tus ojos, mis manos, y otros desiertos. on WordPress.com

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 404 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: